lunes, 4 de marzo de 2013

¡A por los lunes!



Lunes, del latín Lunae o Luna.

Primer día de la semana del calendario gregoriano, que sustituyó en 1582 al calendario juliano y así corregir el pequeño desfase temporal que había en el calendario solar. Fue con este nuevo sistema cuando  los días y las semanas se convirtieron en unidades de tiempo fundamentales.


¿Sabíais que los primeros países en adoptar este calendario fueron Italia, Portugal y España?
¡El último país en adoptar este tipo de calendario fue Grecia en 1923!
Me encantan este tipo de datos absurdos que sólo te sirven para ganar el Quién quiere ser milloranio jejejeje


¿Por qué empieza la semana el lunes?
Pues aquí me he quedado un poco alucinada al descubrirlo. Históricamente,  la semana empezaba con el día del Sol (Sunday), es decir, el Domingo, y así se ha quedado en países como Canadá, Estados Unidos o México. Pensé que en el Reino Unido también empezaban con el lunes, porque cuando estudiaba inglés (Oh my God! Qué tiempos aquellos) lo ponían en todos mis workbooks, pero al parecer a partir del 2012 la mayoría de las agendas publicadas allí pusieron como comienzo de la semana el lunes (¡Toma jeroma! menuda forma de hacerte pasar por el aro)

En varios países de Oriente Medio en cambio la semana empieza el sábado.

Bueno, que me desvío, el caso es que Dinamarca en 1973 cambió el comienzo de la semana al Lunes y así se corroboró en 1998 en la norma ISO (Organización Internacional de Normalización)
A eso le llamo yo un buen puñetazo en la mesa
¡por mis santos cojo*** que la semana empieza el lunes y chitón!

Menuda cantidad de datos "absurdos" que inconscientemente estáis absorbiendo y que me agradeceréis cuando un día viendo "Atrapa un millón" pregunten ¿Qué país fue el primero en instaurar el Lunes como primer día de la semana? y digáis ¡Dinamarca! y el que esté a vuestro lado se quede de piedra y vosotros en plan ¡SÍ NENA, SOY BUENO!

Pues ahí va otro dato más, las semanas se han compuesto por 7 días desde que un tío listo hace muchíiiiiiiisimo tiempo se dio cuenta que de una fase lunar a otra pasaban 7 puestas de sol, vamos 7 días. De hecho la etimología de la palabra semana proviene de siete (septem)

 Pero ha habido muchos intentos de cambiarlo, como por ejemplo:

Imperio Romano
La semana era de 8 días, pero los soldados estacionados en Egipto se acostumbraron a la semana pagana de 7 días y poco a poco la fueron introduciendo en el resto del Imperio.

Revolución francesa
Creado tras la revolución francesa y abolido por Napoleón se dividía en décadas compuestas por 10 días y 3 décadas componían un mes. (Ná, tampoco duró mucho el tema, Napoleón quiso borrar todo rastro de la revolución)

Revolución Soviética
Se quiso instaurar una semana de 5 días, con el fin de eliminar las connotaciones religiosas del sábado y el domingo, pero duró muy poco y la cambiaron por otra de 6 días (5 laborables y uno de descanso, no sabían los empresarios eh?!), pero vamos, que tampoco cuajó el asunto.

Espero que con estos temas banales, pero que llenan nuestros conocimientos de cultura general un poquito más, haya permitido empezar con mejor pie el lunes.
No los odiemos tanto, porque no por ello van a desaparecer, afrontémoslo como el comienzo de una nueva semana en la que nos esperan cosas nuevas o en la que dejamos atrás esa semana de mierda que pasamos.

Propongámonos ser más amables de lo normal los lunes, 
así le alegraremos el día a los demás, y seguro que también nos lo alegrarán a nosotros, 
lo dicho,

¡ F E L I Z   L U N E S !





Búscanos en:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos encanta que nos dejéis vuestra opinión ^-^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...