lunes, 10 de noviembre de 2014

Pompones allá donde mires. DIY

Más de una vez y más de dos habréis visto los típicos pompones hechos con lana, tan monos ellos, tan redonditos, tan suaves….

Yo recuerdo perfectamente el día en que los descubrí. Fuimos a ver a mi hermana a Cercedilla, donde estaba de campamento (éramos unas canijas) y en su tienda de campaña encontré tirado entre su ropa algo... arrugada lo más bonito que había visto en mi vida, un megapompón de mil colores (no me cabía en la mano y estaba rebozado en lo que parecía ganchitos). Cuando mi hermana me dijo, sin darse ninguna importancia que lo había hecho ella, no me lo podía creer, y además lo remató diciendo te lo puedes quedar…. ¡¡maaaadre mía!! Definitivamente me había tocado la lotería.

Ahí empezó todo, mi  hermana fue la que me descubrió el DIY más maravilloso del mundo: 
como hacer un pompón con un trozo de cartón. jajaja


No sé porque extraña razón el vicio de los pompones lo abandoné… sería la maldita edad del pavo. Pero hace unos años lo retomé y  volví  a poner pompones en todos sitios, en los bolsos, en los llaveros, y hasta en los collares que diseñábamos. La técnica la tenía que mejorar porque con el cartón no avanzaba y  ¡¡descubrí las pomponeras!!


Los métodos para hacerlos son muy variados: los círculos de cartón, los de toda la vida; o también con un tenedor, que es la más económica (quien no tiene un tenedor en casa), pero si lo tuyo es enfermizo, como me pasa a mí, te mereces una pomponera. De esta última técnica hay dos modelos (fig. 1) las pomponeras que uso yo, son muy muy cómodas y rápidas. Y además apenas hay que recortar el pompón para dejarlo uniforme (al contrario, por ejemplo que con la técnica del tenedor). Y el otro modelo es el que ofrece DMC (fig. 2), que yo aún no he utilizado.
                                           
HowTo PomPom Indoor Snowball Fight
fuente: talkcraftytome   

                           

Fig. 1
Kit para hacer pompones 624153
Fig. 2 Fuente: pomponera DMC
                              

Dan tanto juego que tenía muchas muchas ganas de compartir algunos DIYs 
que he hecho utilizando pompones de diferentes formas y colores
Hay muchísimas más posibilidades, 
¡es lo bueno que tienen! 
Todos son muy sencillos y divertidos
es la perfecta actividad para hacer con los más peques y no tan peques...

Pompón-craspedia. Me rechifla esta flor, pero es difícil de encontrar (o por lo menos para mí que debo ser muy pava). Como es tan parecida a un pompón lo ví claro y con unas ramitas que había recogido un día por aquello de para algo servirán… me hice mi propio ramo de craspedias. 
Rama + pegamento +pompón = craspedia al canto





Cojín con pompones. Nuestro sofá es gris, con un toque brilli (como no…) y en su día compramos una funda muy chula pero que yo veía que le faltaba algo, así que cogí lana gris, hilo de Egipto blanco con hilo de “plata” y una lana muy fina también blanca y… ¡cuatro pompones para decorar el cojín!







Mini florero con pomponcitos. Participamos en la última edición de Nómada Market y en nuestro stand teníamos un huequito que se qeudaba huérfano así que decidimos decorarlo con un minijarrón de Sostrene Grene, pero quedaba algo soso, así que le coloqué dos de los pompones que ya tenía hechos (quien no tiene pompones hechos en su casa... jajaja) en dos de esas ramitas “por si algún día…” y ¡listo!


Este es el jarroncito tan ideal. En el Nómada lo quisieron comprar, jajaja


Marcapáginas. La agenda que utilizo tiene el típico lazo a modo de marcapáginas. El final de ese lazo estaba muy sosito el pobre, así que le pegué un pompón a juego con el estampado de la agenda y quedó muy chulo. (Puede ser una manera de dar un toque personal a aquellas agendas de publicidad que muchas empresas regalan, aunque ya no tanto... y la publicidad que siempre está en primera plana la podermos esconder con un washi tappe mono mono). 

Sería un buen marcapáginas para cualquier libro, ¿verdad? Pues se puede hacer de una manera muy sencilla: a un clip de los grandecitos (más que nada para que resulte más cómodo de manipular) le anudamos o pegamos un pompón y listo, más fácil no puede ser!!




Mono monísimo conejito
Lo que necesitamos.. ¡ná! cuatro chorradas.. Dos pompones grises que formarán el cuerpo y los unimos pegándolos. El pompón blanco es la cola, que también se pegará. Las dos orejas están recortadas de un trozo de fieltro blanco (en este caso prefiero coserlas y no pegarlas para poder hacer un doblez) y las dos tiras de borlas grandes y pequeñas nos servirán para coger tan sólo una de las borlas y usarla como nariz (pequeña, las borlas grandes podría servir como cola, pero a mí me pareció más gracioso usar un pompón pequeño). Los ojos serán dos bolitas negras, de las que se usan para collares o pulseras. Si no tenéis se puede usar botones negros o las mismas borlas del hocico, en color negro. Los ojos, igual que las orejas, es mejor coserlos para que se metan un poquito entre el la lana y no queden tan saltones.

Ah! para los bigotes utilicé un hilo de plata, el hilo de pescar también serviría o cualquier hilo gordito.


Fuente: Little rabbit ; Fotos: Rite Rite





Diadema pompones. Siempre nos ha parecido muy divertido disfrazarnos en Nochebuena, menudas liábamos, y un año encontré unas diademas con orejitas de conejo, de gato, de oso de ikea, ¡para todos! (Nuestro abuelo era el primero en disfrazarse, era un yayo muy loquito! habrá que hablar de esto algún día.. jeje) había incluso una corona de princesa, todo hecho con una tela aterciopelada, como de peluche, eran supermonas (aún las conservamos). Y de ahí se me ocurrió hacer nuestras propias diademas con, ¿cómo no? ¡¡pompones!!. No me digáis que no es fácil, cualquier diadema vale y se puede pegar el pompón, o si has dejado la lazada larga se puede anudar y así se reutiliza.
A los niños les encanta, para cualquier disfraz es un toque superdivertido y se hace en dos segundos



jajaja, ¡me parto! este es el resultado de la diadema puesta en una persona adulta, hecha y derecha, jaja


Móvil de pompones. Y el úlitmo DIY (por hoy, porque pienso acribillaros a partir de ahora) es este original móvil hecho con ramas de chopo (tengo vicios muy raros, si veo ramas tiradas las cojo, porque... quien no tiene ramas peladas, lijadas y cortadas en diferentes tamaños en su casa... algún día me va a echar de casa)



Se podría colgar del techo, encima de una cunita para que se queden dormiditos mirando los colores o simplemente colgarlo en la pared y que cumpla su función decorativa. Se pueden hacer de mil maneras, de una misma rama colgar pompones de diferentes tamaños, colores, a distintas altunas. Se pueden colgar ramas de otras ramas, cruzarlas... pufff, lo que se os ocurra.



Pues estas han sido algunas de las ideas que me han dado los pomponcitos. 
Es algo muy fácil de hacer y un DIY muy agradecido.

Éstas han sido las lanas que he utilizado para los pompones que aparecen en las fotos.

Consejos: 
  • Cuanto más gorda sea la lana, menos vueltas harán falta. 
  • Cuantas más vueltas se den más compacto estará el pompón y más rednondito quedará. 
  • Se pueden combinar diferentes lanas o hilos como hice con los pompones del cojín. 
  • Se pueden hacer, incluso formas ¡es cuestión de práctica!


La semana que viene o incluso antes.. jeje, veremos que con los pompones podemos hacernos con una decoración navideña de lo más original, sencilla y bonita.

¡¡Espero que os haya gustado!!

¿Cuál es el DIY que habéis hecho con pompones que más os ha gustado?
Si os animáis con alguno de estos 
¡nos encantaría ver el resultado!



Búscanos en:



6 comentarios:

  1. Que chulada!!! Me entran ganas de liarme a hacer pompones como una loca jeje Gracias por las ideas!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Gracias Nuriadas !! es adictivo, ya verás. Son muy fáciles de hacer y surgen muchísimos proyectos y... para Navidad o cualquier fiesta son ideales.

    ResponderEliminar
  4. Me encantan todas las ideas y la decoración de tu casa me parece preciosa!! Tengo una pregunta, como pegas los pones a las ramitas? Muchas gracias por tu respuesta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene, muchísimas gracias por tu comentario!!!
      Lo más efectivo es pegarlos con silicona caliente mediante una pequeña pistola que puedes encontrar en cualquier sitio de bricolaje y que seguro te será útil para otras manualidades.
      Esperamos que te animes a hacer alguna de las opciones, verás que bonitas quedan.
      Un besote

      Eliminar
  5. Muchas gracias Irene ^_^
    El pegar el pompón a la ramita es muy sencillo, con un pelín de pegamento, yo uso loctite. Ejerces presión con el pompón sobre la rama, lo dejas secar unos minutillos y se queda pegado de por vida. Desde que hice el post tengo las "falsas" craspedias intantas !

    ResponderEliminar

Nos encanta que nos dejéis vuestra opinión ^-^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...